Este sitio está dirigido a personas de América Latina de habla hispana.
Este sitio está dirigido a personas de América Latina de habla hispana.

¿Cuáles son los objetivos de la cirugía?

Richard habla sobre qué esperar de la cirugía hipofisaria

01:34

El objetivo de la cirugía es extirpar completamente el tumor.

En ocasiones esto no es posible porque el tumor es demasiado grande, por que su localización es complicada y de difícil acceso o, bien, porque ya ha crecido hacia otras estructuras las cuales no pueden ser manipuladas a través de la cirugía.

En estos casos, el objetivo de la cirugía será disminuir el tamaño del tumor para aliviar algunos síntomas relacionados con la compresión por la masa tumoral y/o disminuir la cantidad de hormona de crecimiento liberada y los síntomas relacionados.

Este testimonio de paciente refleja exclusivamente opiniones sobre su propia experiencia. Cada caso es único y siempre será necesario consultar a un médico para recibir información y orientación sobre el diagnóstico y el tratamiento de la acromegalia. 

Considera que todos los tratamientos pueden tener efectos colaterales, los cuales varían según el tratamiento y la forma en que el cuerpo reacciona. Pregunta a tu médico por los efectos colaterales de cada uno de los tratamientos o medicamentos que te indique.

¿Cómo se realiza la cirugía?

Los procedimientos quirúrgicos actuales son muy sofisticados y un neurocirujano especializado en extirpación de tumores hipofisarios será el responsable de este tipo de cirugía.  Esta cirugía siempre se realizará bajo anestesia general, lo cual significa que un anestesiólgo te inyectará y administrará medicamentos para que “duermas”  durante el procedimiento.

La gran mayoría de las cirugías de hipófisis se realizarán por la nariz, ya que ésta es la vía más directa para acceder a la hipófisis. Con este abordaje suelen no haber cicatrices visibles e implica que tu estadía en el hospital será breve. La operación generalmente toma alrededor de 1 a 2 horas y permanecerás en el hospital aproximadamente entre 5 y 7 días en total.

La cirugía se puede realizar como un procedimiento microneuroquirúrgico o endoscópico. El método depende de la preferencia del cirujano. En manos experimentadas, ambos producirán resultados igualmente buenos.

Durante la cirugía, el neurocirujano hará un pequeño corte detrás de la pared de la nariz o la boca (cirugía transesfenoidal) para que pueda ver cómo extirpar el tumor de la hipófisis.

Muy ocasionalmente, puede ser necesario realizar una operación a través del cráneo (cirugía transcraneal).

La posibilidad de eliminar por completo el tumor y normalizar los niveles de la hormona del crecimiento depende del tamaño y la ubicación del tumor.

Si el tumor es pequeño y muy accesible, la cirugía sola puede ser exitosa y no se requerirá tratamiento adicional.

¿Hay efectos secundarios de la cirugía?

Tu cirujano te hablará sobre las posibles complicaciones que a veces se derivan de la cirugía.

Ninguna cirugía está exenta de riesgos y a veces la operación puede dañar otras partes de la hipófisis, lo cual puede reducir la producción de otras hormonas. Si esto ocurre, puedes recibir terapia de remplazo hormonal. Esta terapia podría ser necesaria durante un período corto después de la operación o podría ser necesaria por el resto de la vida.

Después de la cirugía el médico podría indicar terapia con hidrocortisona oral como medida de precaución hasta que los análisis de sangre confirmen que la cirugía no ha dañado el control hipofisario de la función suprarrenal. Debes llevar contigo una tarjeta que indique que estás recibiendo esta medicación para un caso de emergencia y el personal que te llegue a atender esté informado de la necesidad de administrarte hidrocortisona inyectada, sólo si fuese necesario.

También puedes experimentar efectos secundarios de la anestesia general, como la sensación de malestar postoperatorio, dolor de garganta o congestión nasal y dolor de cabeza, pero la mayoría de las personas no son afectadas.

Se te administrarán analgésicos y otros medicamentos para aliviar estos síntomas temporales, también puedes sentirte muy cansado después de la cirugía.

Es importante que le informas inmediatamente a tu equipo de profesionales de la salud si te sientes mal por cualquier motivo en las primeras semanas después de la operación.

Especialmente, infórmales si tienes dolores de cabeza fuertes o prolongados o si notas líquido claro que sale por una o ambas de tus fosas nasales.

El fluido transparente que escapa por las fosas nasales se debe potencialmente a la fuga del líquido cefalorraquídeo (LCR) que rodea el cerebro, y quizá necesitas una operación para sellar el área de fuga. Existe un pequeño riesgo de meningitis mientras persista la fuga, por lo que es importante consultar a tu endocrinólogo o neurocirujano lo más pronto posible. Este efecto secundario también puede ocurrir algunos años después de la cirugía, como en el caso de María, presentado a continuación.

“Tres años después de mi operación, me di cuenta de que unas gotas de líquido escurrían de mi nariz por la mañana cada vez que me levantaba. Se lo comenté a mi enfermera de endocrinología y terminaron recomendándome  otra operación para reparar una fuga de líquido cefalorraquídeo.”

María, Viviendo con acromegalia

Etiquetado:

Sobre la acromegalia

Siga este tema

Compartir:

Califica este contenido

No votes yet.
Please wait...

Encontrar más información sobre la acromegalia

Preguntas frecuentes sobre acromegalia

Conoce la respuesta a preguntas que han sido planteadas frecuentemente por pacientes diagnosticados con acromegalia

Ver las preguntas frecuentes

Grupos de apoyo

Encuentra un grupo de apoyo para pacientes con acromegalia en tu país para así conocer las actividades y los eventos locales a los que puedes asistir.

Grupos de apoyo

Viviendo con acromegalia

Conoce más sobre los desafíos emocionales, físicos y sociales de vivir con acromegalia

Viviendo con acromegalia

Usamos cookies para garantizar que le brindemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Haga clic aquí para mas información.
Ipsen
Consulta siempre a un profesional de la salud si necesitas asesoramiento médico o si tienes alguna inquietud específica con respecto a tu padecimiento, tu tratamiento o los efectos secundarios. La información proporcionada aquí no pretende remplazar la atención profesional. Este sitio web ha sido desarrollado por Ipsen en colaboración con quienes viven con acromegalia y los profesionales de la salud que los atienden. Ipsen agradece a todos sus valiosos conocimientos e historias. Los nombres usados en este sitio web pueden no ser reales. Visite www.ipsen.com para obtener más información sobre nosotros. Diseño y desarrollo del sitio web por Kanga Health Ltd.